BDSM Argentina
DERRIBÁ LOS TABÚES

Disciplina

Disciplina

Siempre que nombramos la sigla B.D.S.M. explicamos que la “D” comparte significado: Disciplina y Dominación

Pero ¿a qué nos referimos con disciplina? 

La disciplina, por definición, es un conjunto de reglas de conducta y funcionamiento que en su cumplumiento, conducen a algún resultado deseado. Para que esto ocurra, debe haber cierta jerarquía en la relación en donde une es quien pone estas reglas y otre que las cumple. 

Dentro de las dinámicas que se incluyen en el BDSM, esto se aplica a las relaciones. El top, quien ejerce el poder,  es quien pone ciertas reglas y protocolos de conducta y funcionamiento y el bottom, quien cede el poder,  es quien debe cumplirlas. 

Recordemos que estamos hablando de un juego, donde las personas pactan previamente las reglas del juego y consensúan cómo se llevarán a cabo. Son relaciones donde aceptamos esta asimetría de poder en pos del placer. 

Entonces, el top va a definir, respetando los límites y acuerdos pactados previamente, cuales son estas reglas y protocolos y el bottom, va a cumplirlas y obedecer. Y ahí entramos en el juego del premio-castigo. Si se cumplen las reglas y protocolos, habrá algún premio. Si se desobedece, habrá un castigo. 

Tanto los premios como los castigos, pueden (y deben) pactarse previamente en nuestro acuerdo. 

Entendamos que los juegos dentro del BDSM siempre tienen que ser placenteros y tanto los premios como los castigos, deben apuntar a eso. Si el "castigo" es desmedido, puede transformarse en una situación dañina para la persona que lo recibe, tanto física como emocionalmente. 

Es muy importante entender la responsabilidad afectiva y el registro que hay que tener sobre el otre para llevar a cabo este juego.  

Cuando empezamos a jugar, acordamos que el bottom va a cumplir las reglas, órdenes y protocolos porque le calientan y le da placer. Si hay desobediencia, puede significar muchas cosas. Usarlo como parte del juego, como un capricho, un descuido o una llamada de atención al top. 

La desobediencia nunca debe ser minimizada  porque pueden haber sentimientos escondidos que deben y tienen que  poder hablarse para mantener el juego dentro de un marco sano. Nunca hay que dar por sentado que la desobediencia fue un simple descuido y siempre se debe profundizar sobre el tema con comunicación directa y asertiva. Por eso es tan importante la empatía. Porque al bottom le puede costar decir e incluso, concientizar, el motivo que lo llevó a desobedecer y es también responsabilidad del top generar el espacio para poder conversar y elaborarlo. 

El castigo no es un premio

Muchas veces se utiliza la palabra castigo para referirse a prácticas de azotes, sin embargo, en este caso, estamos hablando de castigos que van a generar algún tipo de displacer en el otre. 

Esto significa, que si yo soy masoquista y disfruto del azote, quizás mi castigo no va a estar relacionado con los azotes, sino con otro tipo de actividad que me produzca displacer, siempre y cuando esté dentro de mis límites. 

De todas formas, es cierto que en el momento del castigo hay muchas situaciones que, aunque en otro contexto nos generen placer, en ese contexto nos generará una sensación completamente distinta porque tiene otro objetivo, en este caso, corregir y castigar el incumplimiento. 

El TOP no debe ser un déspota 

Es cierto que puede establecerse un juego en donde le DOM es malvadx, caprichosx, sadicx o dictadorx y esto puede ser una dinámica interesante para algunes pero no para todes.

Siempre debe haber claridad en las reglas y su cumplimiento, y por lo tanto, en los castigos que se aplican.  El TOP no debe castigar sin justificación y el castigo debe ser claro. Es decir, hiciste esto mal y por esto te castigo. No puede haber castigos desmedidos sin un motivo porque entonces el juego deja de ser divertido y se lo coloca al bottom en una situación de confusión y displacer constante, poniendo en riesgo su bienestar emocional. 

De la misma forma que el castigo debe darle un cierre a la situación de desobediencia. Desobedeciste?, los conversamos, se impone un castigo, fin. El castigo no puede ser infinito y no se puede reclamar una vez que finaliza. 

Ideas de castigos: 

  • Arrodillarse en arroz algunos minutos

  • Negación de orgasmo

  • Azotes 

  • Inmovilización

  • Limpiar el baño 

  • Escribir en repetición alguna frase por ejemplo: “No voy a desobedecer las órdenes de mi Amx”. 

Brat

Cada bottom es distintx y a cada une le generan placer diferentes prácticas, dinámicas y situaciones. Y así como encontramos personas que disfrutan de la obediencia, hay otras que disfrutan de hacer “caprichito” o de la desobediencia en pos de buscar el reto o el castigo o que se lo doblegue en el juego. 

A este tipo de bottoms se les conoce como Brats, que en inglés significa “caprichosx” o “mocosx”, refiriéndose a les niñes que son caprichosos y consentidos. 

Es muy común encontrarlo en dinámicas de juego de edades como DD-M/lg-b (Daddy o Mommy Dom, little girl or boy), en la dinámica Spanker/spankee y también en muches sumises. 

Puede tener distintos niveles de intensidad dependiendo cada relación pero es importante entender que todas estas situaciones deben ser parte del acuerdo y el juego BDSM, para  comprender cuáles son los límites tanto del capricho como del "castigo" correspondiente.

Toppineo

Esta palabra deriva del término “TOP o TOPPING FROM THE BOTTOM” se refiere a “dominar desde abajo”, es decir, cuando la parte bottom manipula de forma consciente la situación para que se haga lo que elle quiere. 

Es un término controversial dentro de la comunidad BDSM. 

Hay quienes alegan que si los límites son claros, se pacta claramente de qué forma el sumise puede pedir algo que desea y los términos de su obediencia, el "toppineo" no debería existir. Y que si aparece, es porque hay una clara desconexión entre el TOP y el BOTTOM que provoca que el sumise recurra a esta "técnica" para conseguir lo que quiere. 

Hay otres que entienden que el "toppineo" puede ser parte del juego, una dinámica de capricho y desobediencia que le provoca mucho placer a muches.

Por ejemplo: “Ay, se me cayó agua al piso, ahora me deberá castigar….” buscando un chirlo o una situación de corrección dentro del juego. Dependerá del tipo de dinámica establecida y el acuerdo previo, si el toppineo puede o no existir en la relación.  

Dentro del juego, el permitir o no la situación de toppineo, va a tener que ver con la decisión del TOP, quien podrá seguir el juego y cumplir el deseo del bottom, o bien, podrá emplear un castigo para corregir esa actitud. 

Recordemos que siempre podemos utilizar la PALABRA DE SEGURIDAD en el caso de querer frenar alguna situación que no resulte placentera. 

Es importante que separemos las situaciones en las que el "TOPPINEO" se convierte en manipulación, que no busca el juego del chirlo o corrección, sino que persigue el manejar a la otra persona sin su consentimiento, con diferentes mecanismos y que, como todes sabemos,  genera relaciones tóxicas, muy poco sanas e indeseables. Estas situaciones son mucho más sutiles y más difíciles de detectar dado que incluso a veces no son conscientes ni siquiera para el propio bottom.

 

Contactos

Para todo tipo de preguntas sobre clases individuales o grupales, comentarios e inquietudes; por favor completá el formulario a continuación: